Una raza de can española tiene la clave para un nuevo tratamiento del labio leporino

Un grupo de científicos españoles ha desarrollado un nuevo tratamiento casi no invasivo que permite arreglar con éxito la fisura de labio y paladar, más comúnmente conocida como labio leporino. La técnica se basa en la aplicación de proteínas morfogenéticas de hueso en la fisura del paladar y ha sido trabajada a partir del pachón navarro, una raza de perro española que presenta esta deformación de forma congénita con mucha frecuencia y en la que ya ha sido probado el procedimiento con resultados satisfactorios.

Esta técnica ha sido desarrollada gracias a la financiación del Instituto de Salud Carlos III, la Comunidad de Madrid y la Universidad Complutense de Madrid con el apoyo del Banco Santander. Gracias a ella, se puede corregir esta deformación –la más frecuente de las que afectan a la cara– sin apenas complicaciones y sin interferir en el crecimiento de los huesos faciales, a diferencia de lo que ocurre en la actualidad.

Los investigadores, entre los que están la doctora Beatriz Berenguer, especialista de la Clínica La Luz, han sido premiados por el Congreso de la Asociación Europea de Cirujanos Plásticos y su trabajo ha sido elegido para ser presentado en abril de este año en el Congreso Americano de Cirujanos Plásticos.

“La fisura del paladar, que afecta a uno de cada 700 bebés, se opera alrededor de los nueve meses de vida, que es justo antes de que aparezca el primer lenguaje, ya que la deformación impide desarrollar el habla de forma adecuada. Lo que se hace actualmente es levantar todo el tejido del paladar para suturarlo en su línea media. Este procedimiento consigue buenos resultados en cuanto al cierre del paladar y el habla, pero la cicatriz que produce la intervención puede impedir que luego los huesos de la cara crezcan correctamente”, ha señalado Berenguer.Pienso para perros.