Tipos de tratamiento de la esclerosis múltiple: manteniendo la calidad de vida

 

Tipos de tratamiento de la esclerosis múltipleSer diagnosticado con un mal incurable puede resultar entristecedor. En el pasado eso era, en la mayoría de las ocasiones, garantía de profundos padecimientos. Por suerte, en la medicina las cosas han cambiado mucho y hoy existen diversos tipos de tratamiento de la esclerosis múltiple que se aplican con gran éxito.

Tratándose de una afección tan compleja del sistema nervioso, es lógico pensar que existan distintos modos de enfrentarla para mitigar los síntomas, disminuir la extensión de los daños o reducir la recurrencia de los ataques. Pudiendo clasificarse como químicos (farmacológicos o naturales) o conductuales. Hablaremos un poco de estos últimos.

El tratamiento psicosocial o conductual

  • Ejercítate con regularidad al aire libre: ya sea que nades o camines a diario, los beneficios de la actividad física son abundantes. Mejora la coordinación muscular, disminuye los dolores, aumenta el control de la vejiga y los intestinos, por otra parte, te hace sentir bien psicológicamente hablando.
  • Descansa: mientras duermes o simplemente reposas, tu cuerpo se toma el tiempo para atenuar el daño que sufre y colabora en la reducción de la fatiga que te aqueja.
  • Come sanamente: una dieta balanceada en frutas, legumbres, proteínas, productos lácteos e integrales y baja en grasa, te ayuda a mantener la condición física general. Es preferible comer poco varias veces al día. Recurre a alimentos de ingesta sencilla, batidos, cremas, puré, etc. si presentas problemas de deglución.
  • Recibe masajes profesionales: que permiten combatir el cansancio, el dolor, la tensión y la rigidez de los músculos. Básicamente, debido a que reducen la inflamación de los tejidos, la contractura y el estrés asociado al malestar; aumentando la circulación sanguínea.
  • Practica procedimientos orientales: la acupuntura, el yoga y la meditación. Aunque no existe prueba científica de que estos métodos funcionen, si te ayudan a sentirte mejor y te levantan el ánimo es suficiente para ti.

En cualquier caso, el o los tratamientos a aplicar dependerán de qué tipo de esclerosis múltiple padeces, de cuan avanzada esté la enfermedad y de los síntomas presentes. Investiga en profundidad las opciones existentes y decide con tu médico cuáles son aquellas que más te convienen.

Comments are closed.